Claves de la gestión emocional para un entorno laboral saludable

Existen una serie de claves de la gestión emocional empresarial para alcanzar un entorno laboral saludable

La gestión emocional supone un activo muy importante para una empresa. Como sabemos, está cobrando cada vez más importancia. Los empleados pasan mucho tiempo en el trabajo. Por eso, el ambiente que en el que se desenvulven ahí resulta fundamental para su salud y bienestar. Esto además, se verá claramente reflejado en el rendimiento de los mismos y por tanto en la productividad empresarial.

La dimensión psicológica de la salud está cobrando cada vez una mayor importancia. Especialmente, en terrenos como el bienestar laboral y el modelo de empresa saludable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) propuso el modelo conocido como Healthy Worplace (entorno laboral saludable). En este, define un lugar de trabajo saludable con las siguientes palabras:

“aquel en el que los trabajadores y directivos colaboran en un proceso de mejora contínua para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores, así como la sostenibilidad del lugar de trabajo”.

Principios según la OMS para la gestión emcional y el entorno laboral saludable

Entre los principios que recoge la OMS en este modelo, podemos destacar los siguientes:

  1. Compromiso de la dirección con una política de apoyo que garantice un ambiente de trabajo saludable
  2. Responsabilidad de los trabajadores de participación activa en cada actividad o programa que se desarrolle con intención de mejora del ambiente de trabajo
  3. Atención a la ética y la legalidad empresarial.
  4. Establecer programas para el entorno laboral saludable integrados en un proceso sistemático. Deben definir cuándo y cómo comienzan, cuál será su desarrollo, cómo se evaluarán e incluir propuestas de mejora.
  5. Todo debe regirse por los principios de sostenibilidad: este esfuerzo por garantizar la salud física y emocional del trabajador deber ser duradero. No puede ser algo aislado. Sólo con una sostenibilidad del entorno laboral saludable conseguiremos trabajadores más felices.

Sin embargo, estas propuestas necesitan en ocasiones ser actualizadas. El panorama laboral actual evoluciona a pasos agigantados y esto supone cambios en la forma de trabajar y, por tanto, en el entorno en el que se desarrolla. La globalización y las tecnologías disruptivas hacen del entorno laboral actual un escenario volátil, incierto, complejo y ambiguo.

Fases de la gestión emocional

Además de la recopilación de principios que establece la OMS, vamos a recopilar las fases que componen el proceso de gestión emocional de una empresa saludable. Estas fases están basadas en la propuesta de Mayer y Salovey (1990). Así, las fases del proceso de gestión emocional en la empresa en pos de alcanzar un entorno laboral saludable serían:

  1. Percepción emocional: fase de identificación de las emociones, que nos permite atenderlas adecuadamente.
  2. Aplicación emocional: utilizar las emociones y fomentar un estado de ánimo adecuado para la situación laboral y las tareas que vamos a realizar.
  3. Comprensión emocional: fase de descubrimiento. Consiste en descubrir el significado de nuestras respuestas emocionales.
  4. Manejo emocional: esta fase es la más compleja, y es la fase de control. Nos permite utilizar estrategias de regulación emocional, para manejar las emociones de manera beneficiosa. Aquí también se desarrolla la empatía, pues el control de nuestras emociones nos permite conocer mejor las de los demás.

 

No Comments

Post A Comment

USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas información, en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Imhotep