Tecnología wearable en el entorno laboral

¿Qué es la tecnología wearable y cómo aplicarla en el entorno laboral?

Lo que se conoce como tecnología wearable es el conjunto de dispositivos electrónicos que se llevan incorporados a alguna parte del cuerpo interactuando de forma continua con el usuario y con otros dispositivo. Por ejemplo, smartwatches, zapatillas de deporte con GPS o pulseras interactivas. Esta tecnología se va abriendo paso a pasos agigantados en nuestra sociedad. ¿Qué hay de la tecnología wearable en el entorno laboral?

Cada vez es más común ver a personas con pulseras interactivas que registran la actividad y las constantes vitales de los usuarios. Esto supone un gran avance en el mundo de la salud. Ya que tener al alcance de la tu mano el control de las constantes vitales básicas puede suponer una gran ventaja. Asímismo, el registro de la actividad supone una gran ventaja en cuanto a información en el entorno laboral. Los dispositivos de tecnología wearable traen consigo ventajas de comunicación y recopilación de datos para oficina.

Dispositivos wearables en el trabajo

Los empleados que utilizan dispositivos wearables como monitores de movimiento presentan una productividad y satisfacción laboral más altas. Entre los wearables se encuentras dispositivos como los monitores de fitness que repercuten en la motivación y el bienestar. Éstos pueden integrarse en programas de bienestar patrocinados por la empresa. Por lo tanto, el uso de estos dispositivos en el entorno laboral de los empleados puede suponer una gran ventaja, en términos de productividad y bienestar laboral.

Desde la perspectiva de la organización, estas tecnologías pueden optimizar los roles en el trabajo. Ofrecen la posibilidad de utilizar apps personalizadas, para comunicaciones personalizadas y entrega de información contextual. La mayoría de estos dispositivos incluyen sensores de movimieto y ubicación. De este modo, permiten recopilar datos de la actividad laboral. Gracias a esto, sería posible tener una idea más acertada del tiempo dedicado a cada actividad; con objeto de mejorar la eficiencia organizativa, y no con intención punitiva.

Sin embargo, los usuarios coinciden en un 86% en su temor por la seguridad de éstos, según una encuesta de PricewaterhouseCoopers. La filtración de datos, por ejemplo, es uno de los temas que más preocupa a la hora de instaurar tecnología wearable en las empresas. Muchos de estos dispositivos además carecen de identificación segura o de función de borrado remoto. La tecnología wearable fue creada teniendo por objetivo los consumidores y no el entorno laboral. Por tanto, aún están en fase inicial y tienen mucho que mejorar para adaptarse a este nuevo entorno.  Del mismo modos, no es habitual hallar en este tipo de tecnología redes VPN ni otros protocolos de red seguros. Por lo que son dispositivos vulnerables al conectarse a redes Wi-Fi no seguras o a smartphones mediante Bluetooth.

 

Política de empresa wearable

La implantación de la tecnología wearable en el entorno laboral parece ser algo inevitable. Aunque se está desarrollado de manera paulatina debido a las complicaciones de seguridad que aún le rodean. Previsiblemente, los empleadores tendrán que tomar medidas adicionales de seguridad para la información que pueden proporcionar estos dispositivos.

Las políticas empresariales BYOD (“Bring your own device”, en castellan “Trae tu propio dispositivo”) se han ido implantando en al última década en las organizaciones. De la misma manera, se deben considerar las directrices de una posible WYOD (“Wear your own device”), aplicando esta política a las tecnologías wearables. Adelantarse y adoptar directrices básicas para el empleo de este tipo de dispositivos en los entornos laborales puede suponer una gran ventaja, si finlamente se extiende esta filosofía empresarial.

Una política de empresa más integral y sistémica, que incluya este tipo de tecnologías puede traducirse en un aumento en el índice de motivación y, por tanto de productividad de los empleados. Los beneficios del bienestar laboral se traducen siempre en beneficios en términos de productividad y el desarrollo del modelo de empresa saludable.

 

 

1 Comment
  • Rodrigo
    Posted at 01:02h, 21 febrero Responder

    Chapeau, muy bueno este artículo. Felicidades Imhotep. El futuro ya está aquí.

Post A Comment

USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas información, en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Imhotep