Riesgos para la salud del uso de pantallas en el trabajo

Uso de pantallas en el trabajo. Riesgos y consejos para prevenir afecciones en la salud de los empleados.

La exposición contínua a pantallas es cada vez más frecuente. Tanto en nuestra vida cotidiana como en nuestro desempeño laboral. El creciente uso de nuevas tecnologías en el trabajo ha traído consigo numerosas ventajas. Ya hemos visto anteriormente la filosofía BYOD, las aportaciones de los dispositivos wearables,… También hemos escrito sobre la prevención y las TIC. Pero también trae consigo algunas nuevas desventajas. Hoy venimos a centrarnos en una de esas desventajas concretamente: las pantallas en el trabajo y sus riesgos asociados.

La constante exposición a pantallas luminosas puede perjudicar en primera instancia la vista de los empleados. No obstante, existen otras dolencias relacionadas con el uso de pantallas. Existen dolencias ergonómicas, fatiga mental, etc. también relacionadas con el uso de este tipo de tecnologías. Los riesgos más comunes producidos por el uso de pantallas en el trabajo son los siguientes:

  • Microtraumatismos en dedos y/o muñecas
  • Síndrome visual informático
  • Trastornos musculoesqueléticos
  • Fatiga mental

La mayoría de estas dolencias vienen provocadas por mal uso de los aparatos o la exposición contínua y sin descanso. La incorrecta colocación de la mano y la frecuencia de pulsación son las principales causanes de las dolencias que afectan a manos y dedos. Malas posturas, estatismo, movimientos repetitivos, etc. influyen considerablemente en el sufrimieno de trastornos musculoesqueléticos. Respecto a la dolencia mental, la carga de trabajo, complejidad de la tarea, organización del trabajo, prisas, repetitividad,… son sus principales causantes. Pero no cabe duda de que la parte más afectada es la vista.

Síndrome visual informático

Aproximadamente 7 de cada 10 usuarios de monitores presentan afecciones relacionadas con los ojos. Cansancio, pesadez en los ojos, irritación, picores, sequedad ocular, e incluso visión doble o borrosa. Estos síntomas definen el llamado síndrome visual informático (SVI), afección asociada al uso de pantallas electrónicas.

La absorción de luz es acumulativa, independientemente de la procedencia de esta luz. Por tanto la exposición contínua a la radiación lumínica de pantallas se incluye en esta. La integridad de la retina puede verse afectada a medio y largo plazo por la fototoxicidad. Es esencial descartar cualquier alteración y mantener unas pautas básicas de higiene visual. El trabajo con pantallas y la sobreexposición a la luz requiere un esfuerzo importante del sistema visual. Este esfuerzo se produce durante un tiempo prolongado. Una alteración visual o una patología visual no detectada pueden afectar de manera negativa en el uso de pantallas. Por eso, resulta imprescidinble un control visual realizado por un especialista.

Hay que saber diferenciar la vista y la visión. Ver con nitidez sería tener buena vista. Sin embargo, tener buena visión está relacionado también con estar cómodo, enfocar correctamente, trabajar con ambos ojos a la vez,… Ante el uso de pantallas, alcanzada una edad la presbicie  o vista cansada produce problemas visuales, pero a edades más tempranas pueden detectarse alteraciones de la visión próxima a pesar de tener la sensación de “ver bien”.

Consejos y legislación

Para evitar en la medida de lo posible las afecciones relacionadas con el uso de pantallas electrónicas hemos recopilado una serie de consejos:

  • Mantener el ratón y los dispositivos de entrada próximos al teclado
  • Colocar el monitor a la altura de los ojos o un poco por debajo
  • Mantener la cabeza y el cuello en en posición recta, con los hombros relajados
  • Antebrazos y brazos situados a 90º o un poco más
  • Manos, muñeca y antebrazo situados en línea recta
  • Mantener los codos pegados al cuerpo
  • Muslo y espalda colocados a 90º o un poco más
  • Pies pegados al suelo o sobre un resposapiés
  • Colocar piernas y muslos a 90º o un poco más
  • Distancia aconsejable de aproximadamente 50cm entre la pantalla y los ojos del empleado

Además de todos estos consejos básicos para mejorar la postura y evitar o prevenir dolencias relacionadas con el uso de estas tecnologías con pantalla, existe una legislación que regula los requisitos básicos para garanizar la salud del empleado. Esta regulación legislativa viene recogida en el Real Decreto 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización.

 

 

 

No Comments

Post A Comment

USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas información, en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Imhotep