Prevención y las TIC

La irrupción de las TIC en el trabajo y su influencia en la prevención de riesgos de las empresas

Hablábamos hace poco de la irrupción de la tecnología wearable en materia preventiva. Ampliamos un poco más el rango y venimos a hablar de las nuevas tecnologías (TIC) en el entorno laboral y la prevención de riesgos empresarial. Las nuevas tecnologías de la información (TIC) han sido objeto de estudio de prevencionista desde su aparición. Tras la llegada de éstas a nuestro entorno laboral, se ha convertido en obligatoria la investigación y análisis de su repercusión en los trabajadores.

Las TIC han influido considerablemente en las condiciones laborales, cons us ventajas y sus desventajas. Por ello, vamos a hacer un breve repaso sobre la repercusión que supone su inclusión en el ámbito prevencionista. Ya que afectan tanto a nivel físico como a nivel psicosocial. La incidencia de estas tecnologías tiene tintes tanto positivos como negativos. Por ello, vamos a resumir brevemente las ventajas y destventajas que supone su irrupción en el entorno laboral.

Ventajas de las TIC en el trabajo

Muchas son las aportaciones positivas de las TIC asociadas al ámbito laboral. Las ventajas más significativas que vamos a señalar son las siguientes:
  • Flexibilidad horaria y conciliación laboral: al permitir el trabajo remoto, facilitan que los trabajadores puedan realizar sus tareas en cualquier momento y lugar. De este modo, es más fácil de conciliar con otras tareas de la vida social o familiar. Igualmente, permite una flexibilidad horaria más amplia al no tener que estar presente en una oficina.
  • Reducción del absentismo: así, el trabajo remoto, al permitir el trabajo desde cualquier lugar y en cualquier momento, reduce necesariamente el absentismo laboral. Ya que no exige la presencia física en un lugar y momento concretos.
  • Acceso a información actualizada: una de las grandes ventajas de las TIC en todos los ámbitos. En el ámbito laboral, especialmente el poder realizar tareas colaborativas (mediante herramientas en la nube), tener fácil acceso a información actualizada, verificable y veraz,… supone una gran ventaja para el desempeño de muchas tareas.
  • Acceso a personas con diversidadd funcional: las nuevas tecnologías han servido y sirven para eliminar numerosas barreras.
  • Disminución del riesgo de accidente in itinere: la posibilidad de trabajo remoto también reduce el riesgo de accidente in itinere, al no requerirse de presencia física para el desempeño de las tareas.
  • Reducción de gastos: las TIC también suponen una reducción del gasto, tanto para empresario como para empleado.

Desventajas de las TIC en la actividad laboral

Resulta curioso que algunas de estas ventajas convertirse en desventajas.

Como hemos visto, la conectividad permanente es la causante en de las grandes ventajas laborales que ofrecen las TIC. Sin embargo, también es responsable de sus principales desventajas. Los horarios ilimitados provocan que en ocasiones no se sea capaz de desconectar del trabajo ni mental ni físicamente. Esta imposibiliaad de desconexión se traduce por una alteración de los hábitos personales, afectando al tándem necesario vida privada-trabajo.

Por su parte, el acceso inmediato a la información provoca la expectativa de esta inmediatez de respuesta. Es decir, se espera respuesta inmediata, tanto para la que damos como para la que recibimos. De este modo, se genera en los empleados un estado de alerta, esperando recibir/responder correos, emails,… Esta situación genera una dependencia y sobrecarga informativa que se traducen en diferentes dolencias. Entre ellas, ansiedad, estrés, insatisfacción, cansancio mental y cognitivo, inseguridad, etc.

Además, al trabajar a distancia, algunos empleados se sienten aislados, al no tener contacto directo con el resto que empleados o superiores. Sienten una falta de apoyo e integración en la organización. Esto, afecta de forma directa a la calidad en la comunicación, provocando en ocasiones malos entendidos y al bienestar psicológico de los empleados.

 

Estrategias de prevención para las TIC en el trabajo

Por tanto, lo ideal sería encontrar un equilibrio entre los beneficios que nos ofrecen las TIC y sus desventajas. Un equilibrio que nos permita disfrutar de la flexibilidad y conciliación laboral, las nuevas formas de organizar el trabajo y la seguridad y salud de los empleados sin tener que sufrir los problemas psicosociales que pueden desarrollar los empleados ni los errores comunicativos. Para ello, es necesario implementar ciertas estrategias que nos permitan alcanzar este equilibrio con éxito.
Estas estrategias preventivas que nos servirán de ayuda en la búsqueda de este equilibrio, pueden ser tanto a nivel organizacional como a nivel del propio empleado.

Nivel organizacional:

Resulta esencial un buen diseño de trabajo. Para ello, deben tenerse en cuenta los objetivos a alcanzar y los posibles imprevistos. En esta planificación es imprescindible atender a la comunicación empresarial. Manteniendo una comunicación activa y realizando supervisiones de la actividad. Además, es preciso fomentar una cultura del trabajo a distancia y evitar las prácticas que producen problemas de ansiedad, fatiga o estrés. Entre ellas las respuestas inmediatas, seguimiento excesivo,… que manifiestan una desconfianza en el trabajador.

También a nivel organizacional es preciso hacer partícipe y formar a los empleados en el uso de las TIC. De este modo, se deben detectar las necesidades formativas de los empleados, para ayudarles a desarrollar sus habilidades. Asimismo, la organización debe facilitar el acceso a dispositivos y softwares implantados en la empresa.

Por último, es fundamental crear conciencia sobre el buen uso del trabajo remoto. Concienciar sobre las buenas prácticas para la conciliación de trabjo y vida privada. Un fomento del apoyo social y la comunicación ayudando a paliar la sensación de aislamiento, favoreciendo la realización de reuniones, entrevistas por videoconferencias o consultras, generar y fomentar el uso de foros internos,…

Nivel individual:

Las competencias emocionales o “inteligencia emocional” puede influir en el desarrollo de las tareas de los empleados. Así, los factores internos de cada individuo pueden favorecer o perjudicar el desarrollo de su actividad e interacción con el entorno. Las competencias emocionales básicas podemos clasificarlas de la siguiente manera:

  • Competencias intrapersonales
    • Autoconocimiento
    • Autorregulación
    • Automotivación
  • Competencias interpersonales
    • Empatía
    • Habilidades sociales

El entrenamiento para el desarrollo de estas competencias emocionales básicas favorecerá la consecución de ese equilibro empresarial entre las ventajas y desventajas de las TIC. El alcance de este equilibrio constituirá una inversión muy positiva para el bienestar laboral para el futuro de la empresa y el de sus trabajadores.

Asímismo, como vimos en el artículo sobre la irrupción de la tecnología wearable en la prevención empresarial, actualmente cada vez son más las empresas que llevan a cabo la filosofía BYOD (bring your own device), de la que hablaremos próximamente. La tecnología se abre paso de manera exponencial, y es preciso que las empresas se adapten cuanto antes mejor. La adaptación a las nuevas realidades resulta fundamental para el buen desarrollo empresarial.

 

No Comments

Post A Comment

USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas información, en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Imhotep