Mindfulness en el trabajo

El Mindfulness, una herramienta para la mejora de la productividad en las empresas

El mindfulness o atención plena es una práctica mediante la cual trabajamos y desarrollamos la atención. Esta práctica nos facilita herramientas para darnos cuenta de cómo nos sentimos, relacionamos o tratamos y de cómo reaccionamos ante determinadas situaciones.

Los beneficios a nivel individual que aporta el mindfulness son innegables. Las investigaciones han dejado claro esta afirmación. Especialmente aconsejable para situaciones de estrés, depresión o ansiedad. Esta herramienta aporta a las personas que la llevan a cabo un mayor bienestar y un compotamiento mucho más adaptativo y productivo. Así, esta práctica mejora el rendimiento de las personas en los ámbitos en los que se aplique.

El mindfulness, también conocido como atención plena, tiene múltiples ámbitos de aplicación. Entre ellos se encuentra el ámbito que nos compete, concretamente en ámbito profesional o ámbito laboral.

Mindfulness en el ámbito laboral

Dentro del ámbito laboral, la aplicación del mindfulness tiene múltiples beneficios. Como hemos visto su aplicación se recomienda especialmente en casos de estrés y desgaste. Por tanto, su aplicación tiene especial interés en la prevención de riesgos laborales.

La actual realidad laboral pone de manifiesto el crecimiento exponencial de nuevas dolencias como el estrés laboral o el síndrome del burnout. El multitasking, la continua adaptación a nuevas tecnologías, etc. provocan en los trabajadores agobios y bloqueos que se traducen en una disminución de la productividad y pueden derivar en enfermedades laborales como el estrés laboral. Para garantizar el bienestar laboral y el desarrollo de una empresa saludable mermar estas dolencias es fundamental. Y el mindfulness puede ayudarnos.

Beneficios del mindfulness en la empresa

Ya hemos comentado que son múltiples los beneficios que puede aportar la atención plena para la empresa. Algunos de ellos son los siguientes:

  1. Capacidad de liderazgo. Ayuda a los superiores a relacionarse con sus subordinados.
  2. Mejora el bienestar de los empleados. Favorece en los trabajadores una actitud más positiva frente a los problemas y les ayuda en la resolución de conflictos.
  3. Reduce el estrés.
  4. Mejora la inteligencia emocional
  5. Incrementa la capacidad de concentración y la capacidad de atención.
  6. Aumenta la memoria. Reduce la distracción y los pensamientos intrusivos, mejorando considerablemente al aumento de la capacidad memorística.
  7. Mejora las habilidades comunicativas.
  8. Mejora las relaciones.
  9. Aumenta la creatividad
  10. Incrementa la productividad

Los beneficios de la aplicación de la atención plena en las empresas son muchos. Éstos se traducen en un innegable aumento de la productividad. El bienestar laboral, el ambiente de trabajo y la empresa saludable contribuyen considerablemente en la productividad de las organizaciones. Y la atención plena o mindfulness favorece la consecución de una empresa saludable.

Esta práctica no es una receta mágica, no garantiza efectos inmediatos. Sin embargo, sabiendo aplicarla correctamente, sí que te proporciona herramientas para alcanzar una mejora en la productividad de la empresa. Si estás interesado en conocer más sobre esta práctica, las bases del mindfulness y su aplicación en el trabajo, la semana que viene ofrecemos un curso/taller sobre el mismo.

Para más información sobre el mismo puede acceder a nuestro calendario de actividades.

No Comments

Post A Comment

USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas información, en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Imhotep