trabajadores amianto

Todo lo que debes saber sobre el amianto y su retirada segura

En los últimos años, el amianto se ha hecho tristemente famoso por la asociación a enfermedades graves por contacto prolongado o inhalación que produce en las personas. No obstante, como siempre que salta una alerta sanitaria, se crean ciertas leyendas o inexactitudes que es necesario aclarar. Porque, ¿sabes realmente qué es el amianto, qué efectos perjudiciales -y cómo- puede producir y por qué -y de nuevo cómo- debe ser retirado?

¿Qué es el amianto?

Amianto o asbesto es el término genérico con el que se denomina a un conjunto de minerales naturales con una estructura fibrosa y cristalina, incombustible y que puede ser dividida en filamentos. El término amianto (castellano) o asbesto (inglés) procede del griego y significa indestructible o inextinguible, haciendo referencia a las propiedades de estas fibras minerales.

Sus fibras son fuertes, duraderas y resistentes al calor y al fuego, por lo que ha tenido muchos usos en las distintas industrias a lo largo de los años.

Peligros del amianto

El riesgo que puede entrañar para la salud se produce por una manipulación incorrecta del amianto, sin las medidas de protección adecuadas. Las fibras de amianto no se evaporan al aire ni se disuelven en agua, pero pueden contactar con el agua y con el aire cuando se degradan los materiales que contienen amianto o por su manipulación, corte, demoliciones, rotura, etc.

Las fibras, en las puede descomponerse el amianto al manipularlo, pueden ser inhaladas y depositarse en el interior de nuestros pulmones, y, tras largos periodos de tiempo, resolverse en afecciones a nuestra salud como la asbestosis, el mesotelioma o el cáncer de pulmón.

Factores de peligrosidad

  • Nivel de concentración de fibras en el aire.
  • Las características físico-químicas de las fibras.
  • El tamaño de los alveolos (las más pequeñas y finas pueden llegar hasta los alveolos más pequeños).
  • El ritmo respiratorio y las condiciones físicas y anatómicas de la persona.
  • El tiempo de exposición.
  • El efecto sinérgico del tabaco.
  • El trabajo sin las medidas de protección adecuadas.

 

El amianto en la actualidad

Se trata de un agente carcinogénico de categoría 1, ya que se ha constatado que provoca cáncer en el ser humano, sigue suscitando una gran preocupación y la legislación ha ido avanzando en consecuencia.

Por eso, en la actualidad está prohibida la comercialización de productos que contengan este mineral añadido intencionadamente. Actualmente solo se permiten las actividades encaminadas a la eliminación, descontaminación y operaciones de mantenimiento en las que los trabajadores puedan estar expuestos a materiales con este material, y todo ello bajo unas rigurosas medidas de seguridad, formación, prevención y protección.

Protección en la retirada de Amianto

Según la Ley de Prevención de Riesgos LaboralesEste enlace se abrirá en una ventana nueva (Ley 31/1995 de 8 de noviembre), dada la peligrosidad que las fibras tienen para la salud es importante llevar a cabo una serie de medidas preventivas, que deberían ser de carácter colectivo. No obstante, si éstas no son suficientes para reducir los niveles de exposición por debajo de los límites admitidos se debe recurrir como complemento a los equipos de protección individual.

Entre las medidas preventivas que se deben adoptar se encuentran las siguientes:

Medidas generales

  • Antes de empezar a trabajar, evaluar los riesgos que existan para la salud y decidir qué precauciones se deben tomar.
  • Medir y controlar el nivel de amianto ambiental que exista en el área de trabajo.
  • La ventilación en el lugar de trabajo deberá hacerse en forma localizada por captación en los casos que no pueda evitarse la producción de partículas. Siempre deberá manipularse por métodos húmedos que facilitan la deposición de las fibras.
  • En la manipulación, transporte, descarga y almacenamiento, el amianto no se manipulará suelto en el interior de las factorías, será recibido en sacos de material consistente e impermeable y si en la carga o descarga se rompen se utilizarán métodos de aspiración.
  • La limpieza de locales y maquinaria se hará por medio de aspiración y filtrado de aire, quedando prohibida la limpieza por métodos que dispersen el polvo (escobas, aire comprimido etc).
  • La eliminación de residuos se hará mediante sacos o bolsas de material resistente e impermeable, herméticamente cerrados.
  • No se deben utilizar herramientas motorizadas para trabajar con materiales de amianto, ya que provocan más polvo.

 

Formación al trabajador

Debido a la peligrosidad de trabajar en la retirada del amianto, los trabajadores deben conocer perfectamente los riesgos y cómo proceder en cada momento para garantizar su seguridad, su salud, e incluso la de sus compañeros:

  • Riesgos específicos para la salud de las distintas formas de amianto, incluyendo los efectos sinérgicos del tabaco.
  • Tipos de productos o materiales que puedan contener amianto y operaciones que puedan llevar consigo una exposición a amianto
  • Prácticas de trabajo seguras que minimicen la exposición.
  • Uso apropiado y limitaciones de los equipos de protección individual seleccionados en casos de exposición a amianto.
  • Procedimientos de emergencia.
  • Procedimientos de descontaminación.
  • Eliminación de residuos.

Todo esto, y más, se impartirá en el curso Operario manipulación y retirada de amianto que Imhotep Prevención impartirá el próximo día 29 de junio en nuestras instalaciones de Mao. No te lo pienses, ya sólo quedan las últimas plazas. Inscríbete aquí.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Imhotep