Consejos para prevenir el asma de los panaderos

Consejos para prevenir el asma de los panaderos

Para aquellos que no conocen el famoso “asma del panadero” deciros que es una de las enfermedades respiratoria más grave dentro de la industria de panadería y afines. Y está causada por la inhalación de la harina de trigo a diario.

Además de su gravedad, es bastante difícil el tratamiento cuando el afectado no puede evitar la inhalación de estas sustancias y que, por otro lado, ocasiona importantes problemas económicos y legales.

Consejos para prevenir el asma de los panaderos

Consejos para prevenir el asma de los panaderos

Por eso, desde Imhotep, sabemos que la prevención se convierte, por tanto, en la mejor herramienta para contrarrestarla, ya que es una de las formas más frecuentes de asma ocupacional, es decir, del asma causado por condiciones específicas de un ambiente de trabajo.

¿Cuál es el diagnóstico?

Es primordial que consigamos tener un diagnóstico de alergia a estas harinas antes de que el trabajador empiece a desarrollar los síntomas del asma, que son:

  1. Tos seca persistente (a veces sólo nocturna).
  2. Dificultad para respirar (sobre todo para la inhalación profunda).
  3. Escucha de “pitos” al respirar.

Por ello, hay que tener en cuenta que cuando un trabajador se ha sensibilizado a harinas, presentará inicialmente síntomas leves nasales, oculares o cutáneos (estornudos, mucosidad, picor ocular – nasal – cutáneo, eczema, urticaria), que suelen preceder en meses (a veces hasta años) al desarrollo del asma.

Además, estos primeros síntomas se desarrollan, sobre todo, en el ámbito laboral y cuando el trabajador esté implicado en una mayor exposición a las harinas. Y remiten al finalizar la jornada laboral, los fines de semana o en períodos vacacionales.

¿Cuáles son las consecuencias del asma del panadero?

Las principales consecuencias de sufrir esta enfermedad a través de la inhalación del polvo de la harina es la rinitis, las dolencias de garganta, el asma bronquial y otras enfermedades oculares.  Así, la utilización de levaduras puede originar posibles afecciones cutáneas o respiratorias.

 

Consejos para evitar el asma de los panaderos

Consejos para evitar el asma de los panaderos

Consejos para prevenir el asma del panadero

Como decíamos antes, la mejor arma contra esta enfermedad es la prevención para reducir su frecuencia. Hay estudios realizados que demuestran que la adecuada educación de los trabajadores en las medidas preventivas, junto con el estricto cumplimiento de las normas higiénicas ambientales, pueden reducir hasta un 70% la incidencia de sensibilización a alérgenos de panadería en trabajadores expuestos.

Por ellos os recomendamos que se identifiquen a los trabajadores de riesgo, que son aquellas personas con antecedentes de patología alérgica o de dermatitis atópica. Deben ser ubicados en puestos de trabajo en los que la exposición ambiental sea menos, así como extremar las medidas de protección personal durante el trabajo.

Además, controlar los niveles ambientales de agentes sensibilizantes o alérgenos. Considerando que en panadería existen dos niveles de concentración ambiental de alérgenos:

  1. El nivel sensibilizante o nivel a partir del cual se puede esperar el desarrollo de alergia.
  2. El nivel que provoca síntomas en los individuos ya sensibilizados.

Así, diversos estudios concluyen que concentraciones ambientales de harinas inferiores a 0,5 ng/m3 es infrecuente que induzcan sensibilización en trabajadores expuestos, y establecen que la cantidad de alérgeno necesario para sensibilizar se sitúa entre 100 y 1.000 ng/m3, mientras que la necesaria para provocar síntomas una vez que el individuo ya está sensibilizado es de 10 ng/m3 o inferior.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Imhotep