Caducidad y vida útil de los cascos de seguridad

 ¿Cuál es la vida útil del casco de protección?¿Tiene caducidad? ¿Cuanto dura funcional un casco de seguridad? Respondemos a estas preguntas.

No existe una interpretación única sobre la “caducidad” de los cascos y gorras de seguridad. En términos legales, no están especificados requisitos concretos respecto a este aspecto (ni en la norma EN 397, ni en la EN 812, ni en las Directivas CE). Sí que existe en la normativa EN 397 obligatoriedad sobre el fabricante de especificar la vida últil recomendada bajo condiciones normales de uso.

Por ello, los cascos de seguridad utilizados en construcción requeren de revisiones y tienen una “caducidad”, establecida por el fabricante, para un uso en condiciones normales que ronda entre los cuatro y los ocho años. No debemos olvidar que pueden sucederse independientemente de la caducidad cualquier tipo de deterioro grave provocado por diferentes factores:

  • Exposición a sol intenso
  • Exposición prolongada a pequeñas contusiones o sufrimiento de algún golpe grande
  • Maltrato o desconocimiento del uso del casco
  • Caídas desde grandes alturas
  • Caída de alguna herramienta sobre el mismo

En este caso (deterioro grave por algún motivo), es necesario descartar el casco de protección por motivos de seguridad. Aún cuando no haya pasado su fecha de caducidad o tiempo estimado de vida útil.

 

Normativa 397

Los cascos destinados a proteger la cabeza de los operarios, más conocidos como “cascos de obra” o “cascos de seguridad en construcción”, que también son utilizados para laboratorios, industrias, fábricas,… o cualquier tipo de empresa o centro de trabajo donde el trabajador se encuentre expuesto, realice una labor de riesgo, subido a una estructura, etc. siempre deberán ser fabricados siguiendo la normativa EN 397.

Sin embargo, en los EPIs especializados para trabajos verticales es más habitual seguir otras normativas, como la normativa UNE.

 

¿Qué es la etiqueta o pegatina con una “ruleta”?

Esa etiqueta se denomina “gráfico polar”. Una etiqueta donde aparece una ruleta con diferentes años. Es una marca de fábrica donde aparece el año de fabricación del EPI, pero no la fecha de caducidad.

Para encontrar la fecha de caducidad del producto, normalmente el fabricante aporta una documentación adicional con el equipo. En ella encontrarás las instrucciones de uso, folleto, manual y un identificador donde se especifica la fecha de caducidad real del casco de seguriad o del EPI del que se trate.

No obstante, la sustitución de los equipos de seguridad viene dictaminada por la empresa, independientemente del límite del fabricante (aunque deberá tenerlo en cuenta), como propietaria de los mismos. Por política de prevención de riesgos laborales, el casco debe retirarse con anterioridad a lo que  marca su fecha de caducidad.

 

Mantenimiento del casco de protección

Los cascos de seguridad  deben almacenarse en el embalaje original, a ser posible entre los 0ºC y los +3ºC, hasta los 5 años y evitando la incidencia directa de la luz solar. El almacenamiento puede producirse por un periodo superior a los 5 años, pero esto irá mermando su tiempo de uso. Es decir, si el casco es almacenado durante 7 años, en el momento de su uso tendrá una vida útil de 3 años.

Para el mantenimiento de los cascos de seguridad, se recomienda que sean limpiados por nosotros mismos. Siempre prestando atención en posibles olpes, fisuras o cualquier desperfecto. No es necesario mojar completamente el paño con el que vayamos a limpiar nuestro equipo, con que pasemos un paño húmedo por el casco es suficiente.

El interior de los cascos de protección es desmontable. Por tanto, podemos desarmarlo para su limpieza. No se debe pasar por alto que, con el tiempo, el barboquejo, las cintas interiores, el atalaje y la banda frontal pueden provocar arañazos y la falta de higiene puede producir picores, irritación, infección en los ojos, etc. perjudicando la salud del usuario.

 

Inspecciones periódicas

Los equipos de seguridad deben ser siempre inspeccionados periódicamente. Es preciso realizar estas inspecciones a los cascos de protección por posibles daños y desgaste. Ya que estos pueden afectar a la vida últil del producto. Los EPIs son un factor muy importante dentro de la prevención de riesgos en trabajos de construcción. Por ello, si el casco de seguridad ha sufrido impactos o daños severos debe ser sustituido inmediatamente, puesto que habrá dejado de ofrecer el nivel de protección necesario.

 

.

No Comments

Post A Comment

USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas información, en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Imhotep